miércoles, 16 de enero de 2008

La Materia Oscura: Luces del Norte

His Dark Materials: Northern Lights es el título original que en 1995 el autor Philip Pullman dió a la primera parte de la trilogia que nos relata las aventuras de Lyra, una niña residente en un mundo paralelo al nuestro, pero similar es muchos sentidos. Para quienes no han tenido oportunidad de leerlo, y sin querer decir mas de lo necesario, el trasfondo del libro contiene la eterna lucha ciencia-religión, donde la autoridad, representada por el magisterio, intenta imponer su voluntad sobre cualquier clase de pensamiento progresista o científico. Si me lo preguntan a mi, sin duda este libro merece estar en la libreria de cualquier lector de novelas, aunque sospecho que las personas de corte mas conservador pueden sertirse no muy a gusto con los planteamientos del autor.

Por cierto, si aún despues de leer el primer parrafo aún no te suena conocido el título, puedo agregar que en 1996 el libro fue lanzado en Estados Unidos bajo el nombre de The Golden Compass con traducción La Brújula Dorada que hace menos de un mes fué llevada al cine por New Line Cinema. Y eso es justamente lo que me motivo a escribir esta "crítica".

Si me digno a escribir unas lineas acerca de un libro, es porque el libro me ha gustado mucho, y si el libro me ha gustado, espero que la película del libro me encante de la misma forma. En este caso, ese encanto solo se logró solo a medias. Y las razones son 2. En primer lugar, a mi no se me hubiese ocurrido una peor forma de promocionar la película, la que si no recuerdan, partia con el anillo del Señor de los Anillos cayendo, para transformarse (después de que todos suponiamos que la película sería El Hobbit) en la brújula dorada, historia que pese a ser buena, nadie conocia. Evidentemente después de esa decepción es dificil prender con una película que en su primera parte. La segunda razón la advierten solo quienes hayan leido el libro, y tiene que ver con el final, pues la película termina antes de donde termina el libro, algo a mi gusto innecesario, considerando que el segundo libro tiene un comienzo suficientemente bueno como para empezar una película, y que al cortarla, la primera película pierde mucho en cuanto al suspenso del final. Nada que decir, las cosas ya están hechas, y si bien es cierto que la película se acerca bastante bien al espíritu original del libro y que lo transmite bastante bien, estos dos hechos que he comentado con seguridad le pasarán la cuenta a la compañia a la hora de sacar cuentas. En definitiva, recomiendo mas el libro pese a que encontre decente la película. Saludos

P.D. No pense que fuera tan complicado escribir una crítica

2 comentarios:

Jorval dijo...

Hola estimado Víctor. No conozco a don Phillip, pero busqué con mi fiel google y encontré que su trilogía es bastante famosa. El libro pareciera que está dirigido al mundo juvenil más que a los adultos. Las asociaciones cristianas han combatido la película porque muestra a niños y a jóvenes el ateísmo.
Siempre los libros han sido muy superiores a las películas basadas en ellos, así que no es novedad que en este caso se haya repetido la norma. Saludos

Jano dijo...

¿La iglesia combatiendo obras de arte? Noooo, qué va.